RELOJ CARTIER CLÉ, UNA MIRADA ATRÁS

En el artículo de hoy vamos a viajar al pasado, concretamente al año 2015, para rememorar el Reloj Catier Clé. No solo es un modelo con una mirada al pasado, sino que también nos recuerda a los relojes clásicos antiguos, ya veremos el por qué.
 
En sus principios la firma Cartier destacaba principalmente por sus joyas únicas, gracias a su pasado joyero tienen unapredisposición natural para explorar y jugar con las formas. Esta experiencia la traslada con acierto a sus creaciones relojeras, que también vemos reflejadas en el diseño del Cartier Clé, un guardatiempos para hombres y mujeres.El reloj Clé de Cartier parte de un diseño de nueva creación que no había sido desarrollado con anterioridad. La forma del reloj es única, combinada con elementos característicos de la firma y todo es cuestión de precisión, equilibrio y proporción, tal y como afirma la fabrica. El objetivo no era otro que crear una nueva forma basada en un circulo, sobre la que se comenzaría a diseñar la pieza. Además se introdujo un nuevo concepto dentro en la casa “la curva cerrada”. De perfil se aprecia la caja curva con unos contornos que aportan una sensación de naturalidad y comodidad al portador del reloj. Todo ello culminado por su bisel liso y redondeado con los cuernos sutilmente reducidos y la eliminación de cantos afilado, todo ello hace de este guardatiempos un modelo muy especial.Una de las claves y toque distintivo de este reloj reside en la palabra “Clé”, que proviene del francés y significa llave. Como ya sabrán los más entendidos, el término hace referencia a la corona del modelo, ya que recuerda a las llaves de dar cuerda de los antiguos relojeros. Este tipo de corona se utilizaba con gran frecuencia antes de que se inventara la corona de remontar que se utiliza hoy en día. El motivo no fue otro que el de no romper la unidad estética del reloj. En este caso se conforma de un cabujón de zafiro que no ha sido engastado según la forma clásica, sino que se ha insertado de modo que queda alineado con el metal que lo rodea.

Y que decir de su movimiento de carga automático de manufactura, que combina tecnología vanguardista con la maestría de los artesanos suizos de Cartier que lo fabrican y ensamblan. Este recibe el nombre de 1847 MC. Todo tiene un origen, y el de este nombre indica el año de creación de la Maison. En esta creación se incorpora un barrilete que ofrece al movimiento una gran estabilidad cronométrica. También, su sistema de palanca para el mecanismo de carga automático de doble dirección, ofrece una mayor durabilidad y robustez. El movimiento 1847 MC lo montan los modelos de 40 y 35 milímetros, sin embargo la versión femenina de 31 milímetros monta un calibre de producción externa.

Poco más tenemos que decir del precioso reloj Clé de Cartier, ya que que ha cumplido las expectativas de los más exigentes y supuso un reto para la marca de demostrar que en su equipo siempre están dispuestos a utilizar toda su experiencia y creatividad para la creación de Modelos únicos.

Empezaremos con el Joker uno de los villanos de ficción más conocidos. Al igual que el personaje esta pieza Replicas de Relojes bastante peculiar, ya que presenta una combinación de colores un tanto peculiar con rojo púrpura en el capuchón y el cuerpo en verde esmeralda. La figura del personaje aparece con su rostro sonriente en el capuchón en relieve y color de dorado.

Uno de los villanos más antiguos del hombre murciélago es el Pingüino. Y si hablamos de el, lo primero que se nos viene a la mente es su famoso paraguas que siempre lo acompaña así como su afición por las aves. El cuerpo y capuchón de la pieza se presenta en un intenso color negro con líneas blancas, basado en el traje del personaje. La figura del personaje aparece representada en el capuchón sobre un fondo negro en relieve y color plata.

Otro villano que da muchos quebraderos de cabeza a Batman, nunca mejor dicho, es Enigma. Este personaje está obsesionado con los rompecabezas y juegos de palabras y aprovecha cualquier ocasión para jugar con Batman. El cuerpo y capuchón lucen un verde de fondo con signos de interrogación. La figura del personaje la podemos encontrar en el capuchón en relieve con un fondo de interrogación y color dorado.

Por último esta edición especial concluye con la sensual y compleja Catwoman, la famosa “gatita” qué tantos problemas da Batman. El color morado intenso se extiende a lo largo del capuchón y cuerpo de la pieza. El personaje se encuentra representado en una pose muy sensual en relieve y color plata, coronado con unos ojos de gatos en forma de silueta en la parte superior de el capuchón.